consejos-para-la-fibromialgiaEs el nombre que dan a los siguientes síntomas:

Dolor en todas partes, no sólo en las articulaciones o piernas, si no en los músculos y tejidos blandos de su cuerpo.

Las personas afectadas caen en un estado depresivo antes esta situación, suelen tomar antidepresivos y antinflamatorios como fármacos.

En todas las personas que he tratado, con previo testaje de saliva con el sicrómetro para buscar la causa de dicha enfermedad, y tal como lo indica la Dra. Clark en su libro “La Cura para todas las enfermedades”, he encontrado los siguientes patógenos y tóxicos:

– Trichinella Spiralis en músculos, junto con varias bacterias

– La candida albicans a nivel de sangre

– Metales pesados, tóxicos y solventes acumulados en distintas partes del organismo, etc…

Para que las bacterias puedan estar en todo su cuerpo deben de ser llevadas por los Parásitos.

Las pequeñas y microscópicas lombrices redondas pueden hacer esto.

La Trichinella, un parásito, es la causa más común de estas enfermedades, pero algunas veces las larvas de áscaris o de Estrongiloides son las principales causas.

Estas lombrices pequeñas traen algunos huéspedes con ellas, que son bacterias y generalmente “Streptococos” y “Stafilococos”.

Dichas bacterias son probablemente las causas del dolor.

imagesMatando todas las bacterias, utilizando el Zapper de la Dra. Clark, le dará alivio por unas horas.

Pero desparasitando y desintoxicando el organismo tendrá alivio por mucho más tiempo…

Otros miembros de la familia del enfermo, están también infectados con estos pequeños parásitos pero no desarrollan la Fibromialgia.

Tal vez la larva se queda en el intestino o se va al diafragma (causando tos) o a los ojos (causando la debilidad del músculo óptico).

Tal vez solamente causen Anemia.

Esta larva redonda puede hasta cruzar la placenta en el pequeño nonato durante el embarazo.

Los parásitos son difícil de diagnosticar, son como sanguijuela, se adhieren a un punto, no somos capaces de expulsarlos, vivos o muertos están pegados a nuestros tejidos, no en la sangre. Todos los estadios de los parásitos son demasiado blando y pequeños como para aparecer en un scanner.

Con el “Sincrometro” sí los podemos localizar.