Resultado de imagen de ansiedad

ANSIEDAD

En primavera pueden  aumentar los ataques de ansiedad. La primavera es una época estival en la que se producen muchos cambios ambientales y también en nuestro cuerpo que pueden hacer que suframos mayores cuadros de ansiedad.

La primavera la sangre altera y lo hace para bien o para mal. El sol, los días más largos y el buen tiempo pueden hacer que te sientas más alegre y feliz, pero también pueden causar un efecto negativo en tu estado de ánimo y producir mayor ansiedad, estrés e incluso depresión. Hay personas que son sensibles a los cambios de estación, la primavera puede causar un trastorno emocional e incluso producir la astenia primaveral; todo esto, a pesar de que la asociamos a una época del año de más alegría y positividad.

La ansiedad y la depresión son dos de los trastornos del estado de ánimo más comunes. Afectan a gran parte de la población, sobre todo a partir de los cuarenta años.

La ansiedad se manifiesta bajo la forma de ataques de angustia, miedo y nerviosismo. La persona siente una sensación similar a la impaciencia pero sin saber por qué.

En muchas ocasiones la ansiedad incita a la persona a ingerir alimentos de manera compulsiva especialmente dulces.

Algunos de los suplementos más útiles en estos casos son:

Las vitaminas del complejo B que no pueden faltar en ningún tratamiento orientado a equilibrar el estado de ánimo.

En concreto, la vitamina B3 ejerce una acción similar a la de las benzodiazepinas, es decir, potencia la acción del GABA. Además, la vitamina B3 aumenta los niveles de triptófano, precursor de la serotonina, neurotransmisor inhibitorio de efectos calmantes.

La vitamina B6 también es indispensable como cofactor de las enzimas que catalizan la reacción de conversión de los distintos aminoácidos en neurotransmisores. La dosis eficaz es de 100 miligramos en adelante.

Inositol: También llamado el Valium ortomolecular. El Inositol es ansiolítico y favorece la conciliación del sueño. Si desea un efecto relajante, 500 mg. es una dosis razonable, mientras que si buscamos mejorar la calidad de nuestro sueño deberemos elevar la dosis hasta 2.000 mg.

Triptófano: El aminoácido antidepresivo por excelencia, es mejor consumirlo junto con piridoxina y al atardecer y  acompañarlo con  la ingesta de algún carbohidrato de manera que eleve la insulina circulante, pues la insulina aumenta la captación de aminoácidos de cadena ramificada por el músculo. De este modo se reducen los niveles plasmáticos de estos.  El Triptófano comparte el mismo transportador con los aminoácidos de cadena ramificada. Si hay una gran cantidad de estos circulando en sangre, saturarán los transportadores e impedirán que el triptófano entre en el cerebro y pueda aumentar los niveles de serotonina en el mismo. Es por este motivo que mucha gente es adicta a los dulces, pues los glúcidos aumentan transitoriamente los niveles de triptófano (y por lo tanto de serotonina) en cerebro al reducir los niveles de aminoácidos de cadena ramificada circulante de manera que aunque haya poco triptófano circulando en sangre será transportado a las neuronas de un modo más eficiente. El triptófano también compite con la fenilalanina y la tirosina por lo que es recomendable consumirlo siempre distanciado de comidas que contengan gran cantidad de proteínas.

Acidos Grasos Omega 3:  Ejercen un efecto ansiolítico, especialmente el DHA. Las personas con trastornos psíquicos suelen requerir dosis de varios gramos diarios (entre 5 y 20) para alcanzar el equilibrio. Además, el Omega 3 ejerce un efecto anorexígeno pues reduce la síntesis de endocanabinoides (substancias endógenas del organismo que aumentan  la sensación de hambre) al reducir los niveles del precursor de estos: el ácido araquidónico. Ello será de gran utilidad en los casos de ingesta compulsiva.

Triglicéridos de cadena media o Aceite de Coco: La ingesta de unos 50 a 75 ml. de triglicéridos de cadena media en forma de batido aumento unos compuestos denominados cuerpos cetónicos, lo cual aumenta la formación de GABA en el cerebro.

Una buena idea sería limitar drásticamente la ingesta de carbohidratos a partir de las 15 horas y en su lugar tomar un batido a base de triglicéridos de cadena media. En ciertas personas esta estrategia funciona mejor que el triptófano. En estado de cetosis el sueño es más profundo y placentero. No hay nada más ansiolítico y relajante que la cetosis. No en vano se induce este estado como medio para combatir el típico trastorno por exceso de excitabilidad neuronal: la epilepsia. Los triglicéridos de cadena media pueden producir náuseas y diarrea si la persona no está habituada a su consumo, por lo cual recomiendo ir incrementando cada 2-3 días la cantidad ingerida hasta llegar a los 50/75 ml.

Teanina: Es un aminoácido que se encuentra casi exclusivamente en el árbol de té. Es de gran interés como relajante pues se ha comprobado que induce la actividad de las ondas alfa, las cuales se asocian a un estado de relajación placentera y meditación. Una dosis de 200 mg. ha demostrado ser eficaz en estudios con humanos. Lo ideal es consumirla una hora antes del ataque de ansiedad pues estos, al igual que los atracones de comida, suelen producirse a las mismas horas del día y por tanto al ser predecibles, podemos mantener la guardia alta previamente y así reducir su magnitud.

No obstante, es fundamental realizar una Limpieza Intestinal paralelamente a la toma de estos suplementos, ya que el exceso de suciedad y bacterias patógenas en nuestro intestino inhiben la correcta neurotransmisión en nuestro cerebro. Por todo lo cual, recomiendo que: para cualquier trastorno de ansiedad es fundamental realizar el protocolo de limpieza intestinal, añadiremos los suplementos siguientes:

PROTOCOLO CONTRA LA ANSIEDAD

Limpieza intestinal

Complejo B: 1 cápsula en desayuno

Inositol: 1 cápsula 15 minutos antes de la cena

Triptófano: 2 cápsulas a media tarde

Omega 3: 1 perla en desayuno, comida y cena

Aceite de coco (o triglicéridos de cadena media): 1 batido como merienda o como sustitutivo de la cena.

Para más información sobre temas de interés puede visitar: www.terapiaclark.info

En esta web no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la Naturopatía, la nutrición ortomolecular y la bioresonancia. Por favor, consulta a su médico para consejos médicos. También le informo que los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos. Los testajes y mediciones que realizamos no son análisis clínicos ni pruebas médicas y no tienen porqué coincidir con éstos: simplemente están basadas en la bioresonancia y en las investigaciones de la Dra. Hulda Clark. Nuestros resultados están basados en el testaje con el sincrómetro. Nuestro objetivo es ayudar a los clientes en su camino hacia la salud. Por esta razón también testamos productos, y aportamos conclusiones legalmente no relevantes sobre la calidad de los mismos. Usando los métodos reconocidos por las autoridades, sólo un laboratorio puede facilitar resultados en ese sentido. De acuerdo con las investigaciones de Hulda Clark, el sincrómetro puede detectar trazas de polución, lo cual significa que las cantidades pueden ser demasiado pequeñas para detectarse en laboratorio. El sincrómetro no ofrece resultados cuantitativos acerca de las sustancias contenidas en el producto. Eso sólo puede obtenerse en un laboratorio. El testaje de saliva o de personas no constituye un diagnóstico. Puede llamarse testaje bioenergético. Este sistema de medición no está relacionado con la medicina ortodoxa occidental y por tanto, a efectos de dicha medicina, no tiene relevancia ni reconocimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies